Etiquetas

Reloj blando@Isra

En realidad, nosotros mismos somos los que creamos nuestra realidad.

Puede que lo que tengamos delante de nuestra nariz se parezca más a un reloj bando que a una fotografía digital.

Sin entrar en profundidades de la fisiología ni de la cuántica, dice la sabiduría popular que la belleza está en el ojo del observador. Y ésto se puede aplicar prácticamente al resto de la actividad humana.

Algo de esto se trata en Mapmakers, donde continuamente se dibujan nuevos mapas de la realidad. Incluso, se puede emprender sin mapa…

Tal como están las cosas, es mejor que nos vayamos acostumbrando a vivir en la zona de caos.